Amor vs Dependencia



Construyendo el amor

El amor involucra patrones de comportamiento, elementos culturales, y mecanismos biológicos innatos que nos hacen tener interés por estrechar lazos con los demás.

Buscamos alcanzar un cierto nivel de compromiso: sacrificar aspectos de nuestra individualidad para poder convivir con esa persona y crear planes a futuro.

El amor evoluciona: muy intenso al principio (para maximizar las probabilidades de conocer mejor a la otra persona y llegar a conectar emocionalmente) y estabilizándose con el paso del tiempo.


Amor vs dependencia

El amor correspondido tiende a la simetría; ninguna de las dos personas tiene una posición de poder sobre el otro, en todo caso las habilidades de ambos se complementan.

En la dependencia emocional esa simetría no existe: hay alguien que depende del otro, y hay alguien que actúa debido a su rol de privilegio.

El amor tiene que ver con el placer de estar en compañía de la otra persona y la seguridad que ofrece tenerla con en nuestras vidas; es esa tranquilidad de saber que podemos contar con la otra persona.

La dependencia emocional no está orientada hacia lo positivo; lo principal es saber contener el miedo a que la otra persona nos abandone, a perder interés por nosotros o encontrar un proyecto de vida mejor junto a otra persona.

A medida que el amor va madurando y se va consolidando (pasando a ser más estable), se crea el deseo de apoyar a la otra persona de manera espontánea, al conocer realmente sus valores, sus inquietudes, sus preocupaciones y vulnerabilidades...

La dependencia emocional conserva su carácter obsesivo de manera indefinida; se basa en el miedo al abandono, y eso hace que a medida que pasa el tiempo estas obsesiones puedan llegar a intensificarse aún más.

Noticias destacadas
Lo más reciente